Press "Enter" to skip to content

6 Costumbres que solo limpian la conciencia (y no el planeta)

A estas alturas, reciclar es un “desde”. ¿Quieres saber si realmente lo estás haciendo bien? Empieza por enjuagar la botella PET antes de ponerla en el contenedor correcto, aplastarla y quitarle la tapa. 

1.     Si ya haces lo correcto con la botella de tu bebida favorita, ahora hazlo mejor: reduce tu consumo de estas botellas. Es verdad que parte del plástico se puede reciclar, pero no es un proceso infinito. Es decir, las botellas y otros plásticos se pueden someter a este proceso una cantidad limitada de veces, no más de 3. Después de eso, se vuelven a convertir en basura que tarda cientos de años en biodegradarse.

2.     La deliciosa pizza que llegó a tu casa en envase de cartón no puede quedar dentro de la caja cuando llevas esa caja al centro de reciclaje (sí, lo hemos visto). Es más, ni siquiera deben quedar restos de grasa. Lleva solo lo que no esté engrasado ni sucio, el resto, lamentablemente, es basura.

3.     Separar es una regla que pocas personas se ocupan de cumplir. No, no es separar el plástico del vidrio, hablamos de separar las partes. Una lata de café tiene tres: la lata (que por supuesto debe llegar limpia), la tapa de plástico y la etiqueta de papel. Cada parte tiene un contenedor diferente.

4.     Los materiales deben llegar limpios. ¿Significa que tienes que restregar con detergente y gastar litros de agua para dejar un envase tetra de leche reluciente? Por supuesto que no. Un enjuague con poca agua basta. Una buena idea es que si ya vas a usar el lavavajillas, aprovecha de poner dentro los envases sucios que quieras llevar a reciclar. Eso se llama optimizar la energía.

5.     Mira tu despensa y fíjate en la cantidad de plástico no reciclable que tienes ahí. ¿No sabes cuál es? Fíjate en los números que traen dentro del símbolo de reciclaje: van del 1 al 7, y en Chile se recicla más que nada el 1. Lo demás va a la basura o se usa muy poco en industrias que se han creado precisamente pensando en este problema, como la fabricación de muebles plásticos de alta resistencia. Pero con lo que hay, basta, no haces un aporte comprando más. Otro dato: si el envase plástico tiene el símbolo, pero no el número, no se podrá reciclar.

6.     ¿Has recogido los vidrios rotos de una ventana para llevarlos al contenedor? Lamentablemente no sirve. El vidrio que se recicla es el que proviene de botellas y NO se reciclan ventanas, parabrisas, espejos, ampolletas, tubos fluorescentes, loza, pírex ni tampoco vidrio templado.

WT

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.