Press "Enter" to skip to content

Amnistía Internacional denunció la “asfixiante represión” que cometen los talibán contra las mujeres y niñas afganas

Amnistía Internacional publicó un nuevo informe titulado “Death in Slow Motion: Women and Girls Under Taliban Rue”, (“Muerte a cámara lenta: Mujeres y niñas bajo el yugo talibán”) en el cual denuncian la “asfixiante represión” cometida por los talibán hacia las mujeres afganas. “Los talibanes están devastando las vidas de las mujeres y las niñas de Afganistán con la represión de sus derechos humanos”, afirmó la ONG.

Los talibán tomaron el poder de Afganistán en agosto de 2021 y desde ese momento aumentó la represión y la violencia contra las mujeres. De acuerdo al comunicado de prensa publicado por Amnistía Internacional: “los talibanes violan los derechos de las mujeres y las niñas a la educación, al trabajo y a la libre circulación; diezman el sistema de protección y apoyo para quienes huyen de la violencia de género en el ámbito familiar; detienen a mujeres y niñas por infracciones menores de normas discriminatorias; y contribuyen al aumento del número de matrimonios precoces y forzados en Afganistán.”

El informe de la ONG recopila una investigación desarrollada entre septiembre de 2021 y junio de 2022, e incluye entrevistas a 90 mujeres y once niñas afganas de entre 14 y 74 años, provenientes de 20 de las 34 provincias del país. Sus testimonios reflejan la cruda violencia de género cometida por los talibán: “Los guardias talibanes seguían viniendo a mi habitación y enseñándome fotos de mi familia. Repetían una y otra vez (…) ‘Podemos matarlos, a todos, y tú no podrás hacer nada (…) No llores, no hagas una escena. Después de protestar, deberías haber previsto días como éste’ “, expresó una manifestante a Amnistía Internacional cuando estaban realizando la investigación. 

En efecto, el informe recientemente publicado revela que las mujeres que protestan de manera pacífica contra las normas opresivas de los talibán son constantemente amenazadas, detenidas, recluidas, torturadas física y psicológicamente, y sometidas a desapariciones forzadas. 

“Menos de un año después de la toma del poder por los talibanes en Afganistán, sus draconianas políticas han privado a millones de mujeres y niñas de su derecho a una vida segura, libre y plena”,  declaró Agnès Callamard, la secretaria general de Amnistía Internacional. “Esta asfixiante represión contra la población femenina de Afganistán aumenta cada día. La comunidad internacional debe exigir urgentemente que los talibanes respeten y protejan los derechos de las mujeres y las niñas”, añadió. 

Además de la detención y tortura que sufren las mujeres durante manifestaciones pacíficas, el informe señala que desde que llegaron los talibán al poder hubo un aumento del número de matrimonios precoces y forzados en Afganistán, lo cual ha empeorado aún más debido a la crisis económica y la falta de profesionalización y acceso a la educación de las mujeres afganas, viéndose obligadas por su familia a contraer matrimonios forzados. “En Afganistán tenemos una tormenta perfecta para el matrimonio infantil: un gobierno patriarcal, guerra, pobreza, sequía, niñas sin escuela. Con la suma de todos estos factores […] sabíamos que el matrimonio precoz iba a dispararse”, declaró Stephanie Sinclair, directora de Too Young to Wed, una organización que trabaja contra el matrimonio precoz y forzado. 

Tras dar a conocer las alarmantes denuncias de este informe, Amnistía Internacional le está solicitando con urgencia a la comunidad internacional que imponga a los talibanes medidas y sanciones frente a las conductas represivas y la insistente violación a los derechos humanos que cometen contra miles de mujeres y niñas afganas. 

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.