Press "Enter" to skip to content

Ana Torroja: De estrella pop a miembro de la realeza española

Desde que la mítica voz del grupo Mecano heredó el título de marquesa de Torroja, una distinción que Franco otorgó a su abuelo paterno, le llueven los cuestionamientos.¿Qué privilegios tendrá a partir de ahora?

Ana Torroja, una de las artistas más internacionales de la música española, ha sido recientemente oficializada como marquesa de Torroja, un título nobiliario que Francisco Franco a su abuelo por su destacado desempeño como ingeniero a cargo de un sinnúmero de obras viales. El título lo heredó el padre de la artista y tras la muerte de éste en diciembre pasado, fue ella quien lo recibió, tal y como consigna el Boletín Oficial del Estado de España.

La artista de 62 años y creadora a principios de los ochenta de la famosa banda Mecano junto a los hermanos Cano, es la mayor de seis hermanos y por consiguiente, la heredera natural del título. En entrevista a la revista S Moda, dijo que le daba “un poquito igual” heredarlo, pero admitió que terminó por hacer los trámites correspondientes porque su padre “sí le hacía ilusión que siguiera con esta tradición”.

Al tratarse de una distinción meramente honorífica, no otorga ningún estatuto de privilegio, ya que el objetivo es mantener vivo el recuerdo histórico al que se debe su otorgamiento, “razón por la cual la sucesión en el título queda vinculada a las personas que pertenezcan al linaje del beneficiario de la merced». Es el contexto de ese recuerdo histórico donde se origina toda la polémica.

En España al igual que en el resto los mundo, el revisionismo y la cultura de la cancelación se han tomado todas las canteras. En el caso de la artista que en los noventa interpretó El blues del esclavo, un verdadero himno contra el trato que España daba a los migrantes de África, los cuestionamientos van increscendo.

Algunos de sus shows ya han sido cancelados e incluso hay quienes afirman que la presión social estaría a punto a hacerla rechazar el cargo nobiliario, algo que fuentes cercanas a la cantante desmienten de forma categórica. “La fascinación por los oropeles del poder, vengan de donde vengan, resulta irresistible para la mayoría y ella no es la excepción”, dijo, a un diario español, otro artista que en la reserva del anonimato la invitó a no renunciar a su polémico marquesado.  

Para la Asociación Recuperación de la Memoria Histórica de España el asunto resulta “incomprensible”. Según publicó en su twitter, la entrega del título a la artista es “un insulto a las víctimas de la dictadura y un menosprecio democrático que el Gobierno de 2022 herede la mirada de un dictador y ratifique sus decisiones”.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.