Press "Enter" to skip to content

Cecilia Vicuña, la artista chilena que llegó al Tate Modern

La artista visual y poeta chilena Cecilia Vicuña, quien este año se convirtió en la primera mujer latinoamericana en recibir el premio León de Oro a la Trayectoria en la Bienal de Venecia, está exhibiendo su obra en el Tate Modern (Museo Nacional Británico de Arte Moderno), calificada por el diario The Guardian como “la más misteriosa y conmovedora” obra expuesta en el Turbine Hall del museo.

La obra de Vicuña integra grandes instalaciones: Dos quipus tejidos colgados a 27 metros de altura, nombrados Brain Forest Quipu (Quipu cerebro del bosque). A partir de las dos esculturas, la muestra visibiliza la destrucción de la naturaleza y la cultura de los pueblos indígenas, sumando también propuestas sonoras con cantos tradicionales y música contemporánea, videos protagonizados por comunidades indígenas y actividades centradas en causas ambientales.

Realizados con materialidades como lana, cáñamo, algodón y yute, los quipus de Cecilia Vicuña son una parte fundamental de su acervo artístico. Estos, históricamente, han sido un instrumento esencial del lenguaje y organización social de las culturas andinas:

“En los Andes la gente no escribía, tejían significados en los textiles y anudaban cuerdas. Hace cinco mil años crearon el quipu, un poema en el espacio, una forma de recordar, involucrando el cuerpo y el cosmos a la vez. Una metáfora espacial y táctil para la unión de todos”, señaló la artista luego de la inauguración de su muestra en Tate Modern.

Además de su galardón en la Bienal de Venecia, donde fue reconocida tanto por su trayectoria artística como por su labor de rescate patrimonial y activismo en torno a las comunidades indígenas, Cecilia Vicuña es la primera mujer latinoamericana en exponer en la rotonda del Museo Guggenheim de Nueva York.

Brain Forest Quipu fue inaugurada en el Tate Modern el 11 de octubre y estará disponible hasta abril de 2023. Sobre el nombre de la muestra, Vicuña escribe “la Tierra es un bosque de cerebros, y el quipu abraza todas sus interconexiones”. A través de su instalación, la invitación de la artista es a pensar y reflexionar sobre la  destrucción de la naturaleza, el impacto del cambio climático y la violencia contra los pueblos indígenas.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *