Press "Enter" to skip to content

Claudia Acuña: Una chilena en la élite del Jazz

Considerada la artista más exitosa del jazz chileno de todos los tiempos, la cantante y compositora Claudia Acuña se abrió paso en el circuito de Nueva York, donde ha sido catalogada como una de las mejores voces de la escena mundial.

“El jazz apareció en mi vida muy tempranamente y me enamoré de la música sin saberlo. Desde muy pequeña vi musicales junto a mi madre donde aparecían artistas como Louis Armstrong, Billie Holiday y Frank Sinatra, además, toda la música que se ocupaba ahí estaba ligada al swing o el jazz”, recordó en la TV norteamericana, Claudia Acuña, quien ha sido calificada por la crítica como la mayor exponente de este género en la historia de Chile.

La mujer que hizo de la Gran Manzana su hogar, nació en Santiago pero creció en Concepción. Mientras escuchaba jazz en su pequeña radio, soñó siempre con actuar en los icónicos clubes de jazz de Nueva York. En 1995 y con sólo 20 años, vendió todas sus cosas y partió a la que muchos consideran la capital mundial de la música, sin hablar casi una palabra en inglés.

Con visado de turista y viviendo un año como indocumentada, comenzó lavando platos en el prestigioso club de música “Blue Note” y después consiguió un puesto en la guardarropía. Todas las noches, apenas podía, se subía al escenario a cantar. Poco a poco, los músicos y el público la fueron oyendo y prestando atención y con el tiempo pasó a ser la figura principal en la cartelera del club, atrayendo también a críticos especializados.  

En poco tiempo, Acuña comenzó a cantar en distintos lugares emblemáticos de la escena del jazz y recibió el reconocimiento a su talento único y original en la escena. «Ella canta con la tradición de los grandes», señaló la renombrada cantante y actriz Abbey Lincoln. «Su sonido es propio y único». Tiempo después alcanzó uno de sus mayores logros, al fichar por el famoso y legendario sello “Verve Records”, con quienes grabó su disco “Turning Pages”, con la mayoría de temas en español y con el que logró un hecho histórico: ser la única mujer en la categoría de Mejor Álbum de Jazz en los Premios Grammys de 2019. 

En conversación con un medio especializado, la compositora destacó que, a pesar de vivir en una de las ciudades más icónicas de Estados Unidos, no olvida sus raíces, incorporando siempre en su repertorio autores chilenos y latinoamericanos. De esta manera, afirmó que “siempre quise que la gente supiera que yo era chilena. Me vi en una posición muy privilegiada de presentar la cueca, a Víctor Jara y a Violeta Parra a grandes exponentes norteamericanos del jazz”. Además, se ha preocupado de llevar la música hasta las zonas populares de Santiago, brindando conciertos gratuitos en comunas como La Granja, San Joaquín, Cerro Navia, Pudahuel o Maipú. 

Dos décadas y cinco álbumes después de su debut en el legendario Verve Records, se ha establecido como una de las voces más bellas y cautivadoras del jazz, con un tono de bronce brillante y pulido. Su repertorio es tanto poético como político, uniendo culturas y tradiciones alrededor del mundo. 

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.