Press "Enter" to skip to content

Claves para distinguir la alergia primaveral

Este jueves 22 de septiembre, a las 22:04 horas de Chile, comenzará oficialmente la época de primavera. Junto al aumento de la temperatura y el despertar de la vegetación, empiezan a crecer las conocidas alergias o rinitis alérgicas, las cuales, muchas veces, suelen confundirse con un resfriado común.

Entonces, ¿cómo los diferenciamos? La doctora María Paz Salin, otorrinolaringóloga de IntegraMédica, entrega una serie de claves para distinguir las alergias de los virus respiratorios.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Alergia (OMA), un 20% de la población mundial sufre alguna enfermedad alérgica. “La rinitis alérgica ocurre como una respuesta exagerada del sistema inmune, el que reconoce como dañinas a ciertas moléculas del ambiente y produce una reacción inflamatoria de la mucosa nasal, ocular o en cualquier parte de la vía aérea. Es habitual en primavera por la polinización de árboles, pastos y malezas, lo que genera una mayor circulación de partículas alérgenas en el ambiente”, sostiene la especialista.

Para poder tratar la alergia de forma adecuada, la experta señala que es importante conocer cuáles son las características que permiten distinguirla de otros diagnósticos. Estas son:

  • Goteo y congestión nasal
  • Ojos llorosos, rojos y que causan picazón (conjuntivitis alérgica)
  • Estornudos
  • Tos
  • Picazón en la nariz, paladar o garganta
  • Piel hinchada y de color azul debajo de los ojos (ojos morados alérgicos)
  • Goteo posnasal o exceso de mucosidad al fondo de la garganta
  • Fatiga

Sin embargo, para poder diferenciar una alergia primaveral de un resfriado, la doctora señala que estos últimos son cuadros virales. “El síntoma más distintivo que diferencia el virus respiratorio de la alergia es el compromiso del estado general, el dolor muscular, dolor faríngeo, la posibilidad de fiebre y, en algunos casos, compromiso rápido de la función respiratoria, que las alergias no tienen”, sostiene.

Por otro lado, la especialista señala que mientras que en los resfríos no existe picazón de nariz y hay pocos estornudos, en el caso de las alergias éstos últimos se dan de forma repetitiva, al igual que la picazón. “En este sentido, la recomendación, sobre todo para los pacientes con antecedentes de alergia, es consultar y planificar un tratamiento con tiempo, considerando que la temporada de alergia dura varios meses”, aclara la experta.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.