Press "Enter" to skip to content

¿Cómo 3 Billones de jugadores en línea hacen su aporte cambio climático?

¿Podría esta industria que atrae a billones en el mundo estar siendo un aporte concreto al cambio climático? La respuesta es sí.  Ya la industria tomó cartas en el asunto. Al ser una de las industrias de entretenimiento de más acelerado crecimiento, el Gaming no sólo se ha consolidado como un de los negocios con mayor proyección, sino que posee el poder de ser un medio de comunicación altamente cautivador, directo y capaz de influenciar a millones que no juegan una vez al día, sino pasan horas frente a una pantalla de la que reciben mensajes que pueden instalar ideas o crear conciencia acerca de temáticas medioambientales.

Según un estudio de dentsu internacional (dentsu.com/gaming) el mercado del gaming –juegos digitales en línea y plataformas para ver cómo otros juegan-  ha crecido en un 100% durante los últimos 5 años. Cifras que bordean los USD 180 billones muestran cómo se mueve en el mercado del Gaming en Norteamérica, número que supera a la industria del teatro y la entretención doméstica y de deportes presenciales juntos. Tan sólo USD 495 millones fue la cifra de crecimiento en relación a los deportes en línea o E-Sports el año 2020 en Estados Unidos.

Este acelerado crecimiento es lo que motivó en 2019 a las Naciones Unidas a crear “Playing for the Planet”,  una iniciativa que busca comprometer a las grandes productoras de juegos a nivel mundial a incluir en sus gráficas y animaciones temas relacionados al cambio climático. Hoy son más de 50 grandes estudios en el mundo los que ya suscribieron este acuerdo, en que la creatividad para para comunicar temáticas medioambientales se ha transformado en una verdadera carrera para aportar a la batalla contra el cambio climático.

Si bien el objetivo primordial de los juegos en línea es entretener y mantener la atención de los jugadores por la mayor cantidad de horas posibles, también son una efectiva herramienta de educación que realizada con astucia puede complementar de muy buena manera la experiencia de los jugadores. “Playing for the Planet” sólo pide a las productoras cambios específicos en su juegos para generar conciencia: No incluir la destrucción de arboles en ninguna de sus dinámicas, como así también ofrecer avanzar en etapas de ciertos juegos siempre y cuando se cumplan desafíos medioambientales en ellos.

Expertos señalan que cuando se habla de la industria del Gaming es mucho más que hablar de juegos online. Se trata de entender a la sociedad, a través de su adaptación e incorporación, sobre todo de generaciones nativas en digital, interpretar su comportamiento para crear, amplificar y dar impulso a la cultura y la industria en general. Los juegos , para estos expertos, se han convertido en las nuevas plazas de interacción social y de expresión cultural.

Minecraft, el exitoso juego de construcción de bloques lanzó Minecraft – Climate Hope City, para ayudar a jugadores a conectarse con mensajes relativos a la cero emisión en el futuro. Los recursos recolectados por este juego en particular  fueron utilizados para plantar más de 150 mil árboles en el este de África. Si ya en 2020 “Playing for the Planet” logró alcanzar a más de 110 millones de personas a través de activaciones de 11 estudios de juegos incluyendo al popular Andry Birds y Subway Surfers, para 2021 la entidad comprometió a otras 8 de las grandes productoras quienes ya han trabajando en más de 29 juegos que combinados están alcanzado una audiencia estimada en más de 1,2 billones de personas. Al parecer una industria que parece ser meramente de entretención y ocio, está asumiendo cada vez más y mejor un compromiso concreto por educar a las futuras generaciones, confirmando que la lucha contra el cambio climático no es sino una tarea colectiva.

WT

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.