Press "Enter" to skip to content

Cómo sentirse llena de vida en 10 idiomas

Aunque la pandemia no haya terminado, la creciente sensación de libertad es algo que hoy se valora de un modo especial. Y alrededor del mundo existen palabras sin traducción exacta que describen sentimientos de felicidad asociados a situaciones muy específicas. 

Algunas son hasta impronunciables en español. Por ejemplo, “mbuki-mvuki” se refiere a un irrefrenable impulso de quitarse la ropa mientras se baila, y viene del bantú (lengua del centro y el sur de África). Lo mismo pasa con “kilig”, que describe en tagalo (idioma de la isla de Luzón en Filipinas) el nerviosismo que se siente al conversar con alguien que nos gusta. 

¿Y qué hay de salir a pasear después de un día estresante para sentir que la energía vuelve a tu cuerpo?

Los holandeses llaman a ese acto “uitwaaien” y con solo decirla se entiende que se está hablando del efecto revitalizador de pasear al aire libre mientras sopla el viento. La parte del viento es importante. Si este llega a tu cara porque vas, por ejemplo, en bicicleta, también se dice uitwaaien.
Aquí van muchos más, ¿cuál es el que mejor interpreta tu estado de bienestar?

Shinrin-yoku (japonés): Es lo que aquí llamamos “baño de bosque”, y se refiere a la inmersión consciente en un ambiente natural para conseguir una mejor salud física, mental y espiritual. En Japón esta práctica incluso puede ser recetada por médicos.

Desbundar (portugués): significa derribar la inhibición mientras te diviertes. ¿Cuántas situaciones se te vienen a la cabeza?

Tarab (árabe): es cuando la música te lleva a un estado de éxtasis o fascinación máxima. ¿Un concierto de rock? Claro que sí. También un coro clásico, los tañidos de un arpa, en fin, la música y sus mil posibilidades.

Iktsuarpok (inuit): ¿qué sientes cuando esperas a alguien y te anticipas a lo bueno que será ese encuentro? Si además te asomas a cada rato para ver si la persona ya llegó, todo eso se puede decir en esta palabra de la lengua esquimal.

Gigil (tagalo): describe las ganas irresistibles de apretujar o pellizcar a alguien amado.

Pihentagyú (húngaro): literalmente s significa  «con el cerebro relajado», y se usa para hablar de personas ingeniosas y de buen humor. 

Sukha (sánskrito): Muy simple. Así se llama a la felicidad duradera, independiente de las circunstancias.

Orenda (hurón): la lengua de algunos pueblos originarios de Norteamérica usa estas tres sílabas para resumir  el poder de la voluntad de cada ser humano para cambiar el mundo frente a fuerzas del destino. 

WT

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.