Press "Enter" to skip to content

Cop 26:  LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD

A menos de dos semanas del inicio de la cumbre de la COP26 de Glasgow, salió a luz un alarmante estudio que aborda cómo la catátrofe climática está amenazando la autonomía alimentaria mundial.

 El aumento de las temperaturas medias y las alteraciones en los patrones de lluvia, a causa del calentamiento global, han comenzado a revertir años de progreso en la lucha contra la inseguridad alimentaria. Los principales cultivos básicos han visto disminuída su producción de manera sostenida y en el caso del mar, la situación es igual de compleja. El alza de la temperatura media de la superficie del mar está alterando los ciclos reproductivos y conductas alimentarias de muchas especies. “Algo extremadamente grave si se considera que en todo el mundo, 3.300 millones de personas dependen de los alimentos marinos”, dice el último informe emitido por las instituciones internacionales e investigadores que desde 2016 analizan cada año el impacto del cambio climático en la salud global.

 Según Marina Romanello, una de las investigadoras del estudio, denominado The Lancet Countdown; es urgente que los líderes mundiales recuperen la credibilidad, tomando medidas efectivas a la brevedad. “Hoy, no hay nadie a salvo de los efectos ni de las responsabilidades. El cambio climático amenaza con revertir años de progreso en salud pública y desarrollo sostenible”, asegura al poner el foco en los “riesgos concurrentes e interconectados”.

 Los expertos de todo el mundo analizaron 44 puntos, en base a los cuales pronosticaron que “las costas del norte de Europa y de los EE UU se están volviendo más propicias para generar las bacterias que producen gastroenteritis, infecciones graves de heridas y sepsis”. Y, en los países con recursos más limitados, el cambio climático “pone en riesgo décadas de progreso hacia el control o la eliminación de estas enfermedades”.

Para los especialistas, es importante entender que la salud de las personas ya están sufriendo directamente los efectos del calentamiento global, por ejemplo cada vez son más comunes los brotes de dengue, chikunguña y zika, ahora no sólo en Caribe sino también en los países desarrollados, producto de los cambios en el ecosistema de los distintos países.

La cuenta regresiva para la COP26 ya empezó y junto con el informe, la revista The Lancet -un faro dentro de la comunidad científica mundial- publicó una editorial en la que dice que la cita mundial es  “la última y la mejor oportunidad para restablecer el camino, el interés público es más alto que nunca, debido, en gran medida,  a la participación y el activismo de los jóvenes a nivel mundial.”

WT

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.