Press "Enter" to skip to content

De princesas de cuento a heroínas

Ser una mujer empoderada es la “contienda” de hoy y un gancho probado para las ficciones de todas las edades. Eso del “y vivieron felices para siempre” ya no corre más y la realidad terminó por eliminar todas esas fantasías que sólo se hacen realidad en los cuentos. Hoy más que nunca resulta interesante revisar los hitos de una metamorfosis que funciona como el espejo social perfecto.

La historia de los dibujos animados se divide en varias etapas, la primera ha sido bautizada por los expertos como la “era doméstica”, donde personajes «Blancanieves», «La Bella Durmiente» o «Cenicienta» siempre necesitaban ser rescatadas por un hombre y amaban limpiar. La etapa siguiente fue todo lo contrario y la rebeldía fue denominador común de las protagonistas que siguieron a «La Sirenita». La lucha por la independencia y el fin de las ataduras sociales se apoderaron de los guiones.

La experta en percepciones culturales de la Universidad de Durham en Reino Unido, Martyn Griffin, lleva décadas estudiando el impacto de Disney en la cultura pop y su análisis es concluyente. “ A primera vista, estos dibujos animados son un entretenimiento inocuo, pero claramente tienen un impacto en nuestra cultura moderna. Sólo hay que pensar en la cantidad de veces que generaciones de niños escucharon una y otra vez escucharon los mensajes de las ficciones animadas”, asegura.

Preocupada por el comportamiento de su propia hija frente a las producciones infantiles, la investigadora sobre vida familiar de la Brigham Young University, Sarah Coyne, encabezó un estudio que determinó la estrecha relación entre la edad de exposición a la ficción animada. Una de sus conclusiones apuntaba a que en niñas de dos años de edad, la exposición a las princesas y esteoreotipos afines se asociaban con un comportamiento femenino mucho más próximo a dichos patrones, pero solían presentar problemas con el autoestima corporal en un plazo de un año.

Tras analizar la dinámica de las historias más populares entre los menores del mundo, los lingüistas de la Universidad del Estado de Carolina del Norte (EE.UU.) Carmen Fought y Karen Eisenhauer, confirmaron que los personajes masculinos suelen dar muchas más órdenes a los femeninos, pero cuando las mujeres tienen el poder muestran mayores habilidades blandas.

Hay que reconocerlo. Antes que nadie, la industria cinematográfica incorporó el cambio de mentalidad cambiando la orientación de sus temáticas y abriéndose al mundo de los deseos reales del sexo femenino y a personalidades mucho más aguerridas para lograr sentir que valen por lo que son y hacen y no por compañera de quien es o fue rescatada “por”.

Disney, Pixar y el animé japonés le dieron la vuelta y a pesar de que cenicienta nos sigue gustando por lo romántico de la narración, los animales y la candidez de la chica, debieron crear historias de superación, empatía y tenacidad donde la protagonista tiene objetivos claros y está a la par de cualquiera que la pretenda. Además, los finales no son matrimonios llenos de pomposidad y sonrisas. Con las nuevas heroínas que aquí seleccionamos, los finales son siempre distintos.

MULAN: Ese estrenó en 1998 y demostró que las mujeres pueden ser igual de feroces y fuertes como los hombres. Disney popularizó la leyenda de Hua Mulán, una mujer que se habría hecho pasar por hombre para unirse al Ejército imperial chino como guerrero, reemplazando a su padre y evitando así su partida hacia la guerra contra los invasores hunos

VALIENTE: Mérida es una joven princesa que desea hacer cosas que su madre no considera aptas para damas. Los padres deciden que ella debe casarse, pero la joven no está de acuerdo y hace lo posible porque no suceda. Mérida está lejos del prototipo, porque tiene una cabellera salvaje y es muy libre. Cree en sus ideales y lucha por lo que quiere.

JUDY HOPPS (ZOOTOPIA): Es la primera conejita en unirse al departamento de policía de Zootopia. Decidida a demostrar su valentía y constante determinación. Con astucia y autosuficiencia busca resolver un caso.

MOANA: una película protagonizada por mujeres sin un interés amoroso. Moana es independiente, apasionada y valiente. La princesa Disney se reinventa y desafía los roles de género, ya que estando en la polinesia que se embarca en un viaje por el Pacífico para cambiar el destino de su pueblo.

VIOLETA (Los Increíbles): Tiene súper poderes, introvertida e inteligente, que no termina de encajar con la gente normal. Esta adolescente está llena de sarcasmo, aunque de gran corazón. Con la ayuda de sus adres se vuelve una heroína muy segura de si misma.

POCAHONTAS: Es la hija del jefe de la tribu. Es una bella joven de espíritu libre y noble. Tiene poderes chamánicos, habla con los espíritus, empatiza con los animales y entiende lenguas desconocidas. Se expresa con sabiduría, ofrece la bondad y la orientación a quienes la rodean.

ANASTASIA: Es mujer independiente en busca de su identidad y que, al vivir como mendiga, fortalece un carácter inmaduro y rebelde. Siempre dice lo que piensa, pero para su propio bien decide aprender a comportarse.

Bibi Mandakovic

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.