Press "Enter" to skip to content

El arte callejero de Miss.Tic

La francesa, ícono del arte urbano parisino, jugaba con los estereotipos de la mujer seductora y cuestionaba la imagen de ellas como objeto sexual. Su arte, considerado en un principio como un acto de vandalismo, terminó siendo reconocido por marcas de la talla de Kenzo o Louis Vuitton.  Recientemente, murió a los 66 años, tras padecer un agresivo cáncer.

La artista urbana francesa Miss.Tic que se hizo popular por sus pinturas de siluetas de mujeres hechas con plantillas y aerosoles en las paredes de las calles de París, no sólo fue una pionera en el arte callejero en Europa sino que además una de las primeras en cuestionar la imagen con que se relacionaba al mundo femenino. Reconocida por jugar con los estereotipos de la mujer y cuestionar la cosificación, enfrentó durante años a la justicia por imprimir sus imágenes en el espacio público, lo que se consideraba ilegal. Sin  embargo, los años catapultaron su mirada crítica y las marcas de lujo cedieron ante su talento. 

Miss.Tic, pseudónimo de Radhia Novat, vivió durante su infancia cerca de la emblemática basílica parisina del Sacré-Coeur del barrio de Montmartre y su adolescencia transcurrió en la ciudad de Orly, al sur de París. Con sólo 10 años, perdió a su madre, su hermano pequeño y su abuela en un accidente automovilístico y su padre murió seis años más tarde. Fue criada por su madrastra, que era camarera, pero escapó de ese mundo y rápidamente se puso a trabajar en sus plantillas. Pasó unos años dentro de los ambientes punk de San Francisco, en California, y luego volvería a París para comenzar con sus diseños en las paredes de la capital. 

En 1985 firmó su primera exposición personal basada en su arte y a partir de ese momento difundió sus ideas a través de poemas y juegos de palabras en las paredes, libros y exposiciones, participando además de la primera reunión del movimiento de arte graffiti urbano en Bondy, Francia. 

Su faceta de artista no fue siempre bien entendida y en 1997 fue detenida acusada de actos de vandalismo y condenada por el Tribunal de Apelación de París a una multa de más de 3.000 euros. Tras su detención, estuvo vinculada a grandes marcas de moda en los 2000, como Kenzo y Louis Vuitton.

En 2007, firmó el cartel de la película de Claude Chabrol La fille coupé en deux, y el servicio postal francés produjo sellos inspirados en sus plantillas en 2011. Hasta la llegada del siglo XXI su arte no pasó a ser considerado por las instituciones, pero a partir de entonces, empezó a exponer en galerías como el Victoria & Albert Museum de Londres o en ferias de arte contemporáneo en ciudades como Venecia o Miami.

«Vengo del teatro de calle, me gustaba esta idea del arte en la calle», explicó en 2011 a la agencia de noticias AFP. «Yo me dije, primero voy a escribir poemas, luego necesitaba imágenes para los poemas. Empecé con autorretratos, después seguí hacia otras mujeres», agregó la artista, que acompañaba sus obras con subtítulos como: «He puesto arte en la pared para bombardear los corazones de las palabras».

Recientemente, y a sus 66 años, Miss.Tic falleció producto de un cáncer, en la ciudad de París. “Perdemos una artista inmensa, una mujer conmovedora y profunda; sus plantillas, que se han convertido en icónicas, continuarán poetizando nuestras calles durante mucho tiempo”, indicó el Ministerio de Cultura francés en una nota publicada luego de su fallecimiento.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *