Press "Enter" to skip to content

El embarazo libre de Rihanna

La artista que recientemente entró en la lista Forbes como la más rica de la industria de la música, se encuentra en la recta final de su embarazo, en el que ha aseguró, no sería un motivo para cambiar su forma de vestir. 

Desde el primer momento en que Rihanna se enteróque esperaba un hijo con su pareja, el rapero A$AP Rocky, supo que no iba a seguir los cánones tradicionales de la maternidad. “Cuando me enteré que estaba embarazada, me dije a mí misma: ‘De ninguna manera puedo ir de compras a la sala de maternidad’. Lo siento, es muy divertido vestirse. No voy a dejar que esa parte desaparezca porque mi cuerpo está cambiando”, aseguró para la última edición de la revista Vogue, donde habló sin tapujos y protagonizó una sesión de fotos que los filósofos de la moda dicen que “reinventó el estilo maternal”.

En la publicación que se convirtió en un hit en las redes, la cantante no se refiere solamente a la ropa, sino también en la forma en cómo muestra su cuerpo y por ello se ha encargado de visibilizar la manera en que el mundo ve a las mujeres embarazadas. “Espero que podamos redefinir lo que se considera ‘decente’ para las mujeres embarazadas. Mi cuerpo está haciendo cosas increíbles en este momento y no me avergonzaré de ello. El momento tiene que ser de celebración. ¿Por qué deberías ocultar tu embarazo?”

Con sus más de 122 millones de seguidores en sus plataformas de redes sociales, Rihanna nuevamente da un paso hacia adelante en el movimiento body positive, que se creó en un inicio para empoderar a mujeres con sobrepeso, pero que hoy ha replanteado para combatir un sinfín de estereotipos que existen alrededor del físico de las personas. 

Rihanna llevó su tan discutido estilo de maternidad al siguiente nivel al posar para la fotógrafa Annie Leibovitz en una suite del Hotel Ritz. Una de las pocas que podría hacer que la cantante se apoyara en un balcón de París con un abrigo largo hasta el suelo de Marc Jacobs y calzoncillos Savage X Fenty. Además, ha participado en otras campañas de Chanel, de Jean Paul Gaultier y joyas de Lacroix y Jacque Aiche donde se puede observar su barriga y manteniendo el mismo estilo que le ha caracterizado hasta ahora.

Cabe mencionar que los futuros padres no han querido dar muchos detalles acerca del bebé, y entre otras cosas no han querido hacer público su sexo. Eso sí, todo indica que la artista lo confirmó sin querer, luego de haber sido captada por los paparazzis comprando ropa para recién nacidos, donde se le ve llevando un vestido naranjo y unas cintas para el pelo, por lo que se asume que es una niña. 

La artista, que este mes apareció en la lista Forbes como la artista femenina más rica del mundo, con un valor neto de 1.7 mil millones de dólares, entregó algunas predicciones sobre lo que la vida le depara como madre. “Tengo muchas ganas de ser maestra, pero más aún una estudiante», dijo y agregó: «Porque creo que voy a aprender más de mi hijo de lo que yo podría enseñarle».

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.