Press "Enter" to skip to content

Elisabeth Anna Resch de Target Gender Equality: “7.000 CEOs de todo el mundo ya han firmado los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres” 

El Pacto Global de las Naciones Unidas y ONU Mujeres llevan 12 años trabajando con los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres (WEPs), que a través de siete pilares, ofrecen una guía para promover la igualdad de género y el empoderamiento femenino a nivel empresarial. Una de las herramientas encargadas de promover la implementación de estos principios es Target Gender Equality, un programa de aceleración que apoya a las empresas del Pacto Mundial de las Naciones Unidas  para alcanzar objetivos empresariales en torno al liderazgo y representación de las mujeres.

Hasta la fecha, más de 1500 empresas son parte del programa en más de 50 países en todas las regiones del mundo, y el 90% de las empresas participantes están desarrollando diferentes objetivos para alcanzar la igualdad de género. Así lo sostiene Elisabeth Anna Resch, Global Lead en Target Gender Equality. En entrevista para Woman Times, la líder de Pacto Global se refiere a los avances que ha tenido el programa a nivel empresarial y cuáles son los desafíos más urgentes para seguir impulsando la equidad de género dentro de los espacios laborales.

¿Cuáles han sido los principales impactos de Target Gender Equality hasta ahora?

Más del 80% de las empresas participantes han desarrollado planes de acción. Y un año después, más de la mitad de las empresas han logrado la paridad de género en los niveles de liderazgo o están preparadas para lograrla para 2025. Esto es especialmente alentador ya que muchas de las empresas participantes provienen de industrias tradicionalmente dominadas por hombres (como energía, construcción o infraestructura) con puntos de partida muy bajos de participación laboral femenina.

Sin embargo, siempre repito que la igualdad de género no se trata de número, pero podemos ver que estas son prácticas inclusivas que realmente marcan la diferencia en la vida de las mujeres y las niñas. Algunos ejemplos: debido al programa, en Bangladesh, una empresa inauguró una guardería y vinculó sus objetivos de liderazgo femenino a un préstamo externo. Un proveedor de servicios en África y Medio Oriente comenzó a rastrear los beneficios de la diversidad en equipos en sus operaciones en zonas de guerra. En Paraguay, una asociación de fútbol está rompiendo estereotipos.

La iniciativa también está influyendo en los ecosistemas más amplios a medida que se han lanzado movimientos apoyados por el gobierno en Portugal y Brasil. Y en Canadá, la metodología de Target Gender Equality se está utilizando para capacitar a las más de 1000 organizaciones del “50-30 challenge” del Gobierno.

¿Qué beneficios más palpables tiene este programa a nivel de empresas?, ¿qué le está permitiendo a las mujeres?

Siempre digo que llamamos al programa “Target Gender Equality” para mostrar que invertir en lugares de trabajo inclusivos trae beneficios para todos los géneros, no solo para las mujeres. En el programa desempaquetamos el caso de negocios (“business case”) para la igualdad de género. Esto muestra que la mayoría de los beneficios se filtran cuando existe una combinación equilibrada entre géneros a nivel de equipo y liderazgo. Estos incluyen, por ejemplo, mayor desempeño financiero, mayor productividad, mejor reputación, mejores puntajes de retención, pero también mejor desempeño medioambiental y social. A nivel individual, esto podría implicar un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal, oportunidades de desarrollo profesional, igualdad salarial o, por ejemplo, un mejor apoyo para los padres que trabajan.

Hoy, más allá de lo que busca el programa, ¿cuáles crees que son los desafíos empresariales más grandes en términos de equidad de género?

El Foro Económico Mundial estima que se necesitarán más de 150 años para cerrar la brecha económica de género. Esto significa que ni nosotros ni nosotras, ni nuestros hijos, hijas, nietos y nietas, viviremos en un mundo donde la igualdad de oportunidades sea una realidad. Esto es simplemente inaceptable. Un gran desafío que tenemos por delante es abordar la crisis climática de manera interconectada. Esto significa incluir de manera significativa las voces de las mujeres en la toma de decisiones relacionadas con el clima, promover la participación de las mujeres en áreas STEM y aprovechar las muchas soluciones existentes de las mujeres empresarias. No podemos resolver la crisis climática y, al mismo tiempo, empeorar la crisis de la desigualdad.

¿Cómo ha sido el trabajo y diálogo entre Target Gender Equality y ONU Mujeres?

Hasta la fecha, cerca de 7.000 CEOs de todo el mundo han firmado los WEPs (Principios para el Empoderamiento de las Mujeres). Esto no hubiera sido posible sin la estrecha colaboración entre nuestras dos organizaciones, especialmente a nivel local. En toda América Latina, ONU Mujeres ha sido un gran socio que apoya la implementación de Target Gender Equality al unirse a varios talleres y seminarios web, compartir sus experiencias y recursos, y apoyar el análisis de desempeño del programa utilizando la Herramienta de Análisis de Brecha de Género de WEP (WEPs Gender Gap Analysis Tool). Ahora mismo, también estamos colaborando en una serie de seminarios web públicos para toda la región.

Desde Pacto Global están lanzando una serie de boletines sobre diversidad e inclusión, con el foco, por supuesto, en la equidad de género. ¿Cuál es la principal importancia de estos materiales?

Necesitamos seguir destacando la igualdad de género y brindar visibilidad a las mujeres líderes, aprovechando sus importantes voces en todas las áreas temáticas. Los boletines del Pacto Global en Chile hacen justamente eso. En especial, crean conciencia de que el liderazgo de las mujeres es solo la punta del iceberg, pero que es necesario enfrentar muchos otros desafíos para marcar una diferencia duradera para las mujeres y las niñas. Las columnas escritas para estos boletines revelarán la interconectividad a través de las múltiples barreras de las mujeres en el lugar de trabajo y más allá. Personalmente, siempre estoy muy interesada en seguir aprendiendo sobre el liderazgo de las mujeres que rompen estereotipos y el techo de cristal en industrias que han sido tradicionalmente dominadas por hombres. Creo que podemos aprender muchísimo de ellas y aplicar sus aprendizajes a otras áreas.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.