Press "Enter" to skip to content

Intentos de femicidio en Chile ascienden en un 22% durante la pandemia

Así lo indicó el estudio “Femicidio e intento de femicidio antes y durante la pandemia del Covid-19 en Chile”, que sostiene que el aumento del 22% en la tasa de femicidios se dio entre el segundo semestre de 2020 y junio de 2021.

Según indicó la académica Romina Torres, una de las investigadoras del estudio, el riesgo de ser víctima fatal de femicidio aumenta para las mujeres cuando son extranjeras, si mantienen una relación de pareja con un hombre de 40 años o más, y si son atacadas con un arma de fuego. “Este estudio revela cómo los eventos fatales suceden principalmente cuando existen armas de fuego involucradas, lo cual debería ser un insumo para revisar la regulación actual al respecto”, comentó Torres para El Observador.

La investigación, obtenida a partir de los datos del Portal de transparencia de Chile del Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (SERNAMEG), y el último Censo realizado en el país, fue levantada por Torres, académica e integrante del comité de género de la Facultad de Ingeniería de la sede en Viña del Mar de la Universidad Andrés Bello (UNAB), y por los investigadores de la Escuela de Ingeniería Civil Biomédica de la Universidad de Valparaíso, Rodrigo Salas y Erika Cantor

La académica Romina Torres señala también que la edad de la víctima no es un factor relevante, pero sí se identificó que 2/3 de las víctimas por intentos de femicidios y femicidios consumados tenían menos de 40 años. Las localidades donde aumentó más la cifra de intentos de femicidio fue la zona de Palena, de la Región de los Lagos, que registra un aumento del 0,55 al 2,65 de casos por cada 100 mil mujeres, Rapa Nui de 4 a 6, y Valdivia de un 0,42 a un 2. Al respecto, Rodrigo Salas, investigador del estudio, señaló: “Aquellas comunas que respetaron más las cuarentenas aumentaron sus casos, es decir, las localidades chicas son un ambiente propicio para que ocurran estos actos de violencia”.

Este estudio, tal como indican los investigadores, se realizó bajo la hipótesis de que la tasa de femicidios e intento de femicidios podían aumentar durante los periodos de cuarentena y fase 1 del plan Paso a Paso elaborado al comienzo de la pandemia, pues la víctima en riesgo y el agresor compartían más tiempo juntos dentro del domicilio.  En efecto, las cifras son alarmantes y ya llevamos, según los registros de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, 25 femicidios consumados en 2022, y de acuerdo a las cifras de SERNAMEG, en lo que va del año se registran 85 femicidios frustrados.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.