Press "Enter" to skip to content

Josefa Cortés, creadora del dispositivo Palpa: «La clave es el autoexamen»

Es diseñadora y creó el dispositivo Palpa, una mama sintética que imita la presencia de un nódulo en su interior y con el que las mujeres pueden aprender cómo se siente realmente un tumor cuando se realizan el autoexamen. En el mes de la lucha contra el Cáncer de Mama, Josefa nos cuenta cuál es su cruzada.

 “Esto nació inspirado por la historia de una persona muy cercana a mí , Jovita, quien ha estado siempre en mi casa. Ella sintió una anomalía en su mama pero pensó que era algo normal, un poroto de grasa… Se dejó estar y años más tarde fue a chequearse la tiroides  y le dijeron que tenía cáncer de mama avanzado. Me di cuenta de que yo tampoco podría reconocer un nódulo y que la cantidad de mujeres que se hacen el auto examen sub 40 es bajísimo cuando cada vez hay más casos de cáncer en mujeres jóvenes”, relata Josefa Cortés (25). En ese momento estaba trabajando en proyecto de título y se preguntó qué podía hacer para aportar en una realidad como esa. Durante 2019 estuvo investigando con cirujanos de mama, ginecólogos y otros especialistas, y con toda la información que recopiló, surgió el diseño de Palpa

¿Por qué crees que las mujeres en general postergamos el autoexamen?

 La principal razón es que no sabemos cómo hacerlo, nadie lo enseña. Pero también hay que entender que a la mujer le da mucho nervio al no saber qué palpar y por eso prefiere no hacerlo, para evitar un susto. Pero es un miedo que se pierde cuando lo vas haciendo mes a mes como parte de tu rutina.

¿Has podido conocer casos de mujeres que detectan un tumor en su mama después de usar el dispositivo?

 Sí, la mayoría de nuestras clientas son mujeres jóvenes que tienen menos probabilidades de padecer cáncer de mama. Por ejemplo, conozco el caso de una mujer que, gracias a  que estaba muy comprometida con este proyecto, se hizo un autoexamen en la ducha y se detectó un tumor que tenía 7 centímetros. Tuvo que someterse a una mastectomía, pero no pasó por radio ni quimioterapia y hoy tiene súper buen pronóstico. Otro caso es el de Bernardita: ella una vez se me acercó y me contó que había aprendido a hacerse el autoexamen con Palpa y, al sentir una anomalía en su mama, fue a doctor y efectivamente tenía un tumor pre cancerígeno. También fue muy a tiempo esa detección y ella hoy nos ayuda en el aspecto sicológico, aportando su visión de cómo fue esa experiencia.

 ¿Cuál ha sido la respuesta de las mujeres frente a la posibilidad de donar un kit Palpa (disponible en el sitio web)?

 Para ellas es importante el poder aportar  para que para una mujer más vulnerable, que no puede acceder a la educación ni al producto, pueda aprender a auto examinarse. También hay empresas que lo están adquiriendo para dárselo a sus colaboradoras, lo cual es una tremenda iniciativa. O el caso de una empresa que acaba de comprar una gran cantidad de Palpa para donar a una zona rural remota en el sur.

 ¿Crees que todavía falta educación y difusión sobre la importancia del autoexamen?

Siempre en octubre hay mucha información y todo está rosado. Pero muchas veces este tema se queda en la campaña de marketing y no tanto en educación. Creo que este tema debería estar en las salas de clases y al interior de las empresas. Sería increíble que, más allá de que las empresas se sumen y pinten sus logos rosados en este mes, las empresas se comprometan a educar a sus colaboradoras, a sus clientas, y que la educación sobre este tema estuviera también en las salas de clases de enseñanza media y en los centros de salud publica, en el consultorio donde está la matrona. Creo que esos son los lugares donde la mayor cantidad de mujeres aprende.

WT

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.