Press "Enter" to skip to content

Julieta Martínez: El Poder de la Creadora de Tremendas

Muchos la comparan con Greta Thunberg por su determinación, pero tras su participación en el último Foro Generación Igualdad de la ONU, donde sostuvo un cara a cara con Hillary Clinton; la chilena de 17 años dejó claro que las comparaciones no van con ella. Dueña de un carisma impresionante, la emprendedora social se prepara para representar a Chile en la cumbre Youth 4 Climate Driving Ambition que se realizará en Milán, Italia, a fines de septiembre.

“Nuestro trabajo es cambiar el mundo”

Reconocida por Naciones Unidas por empoderar a las niñas y jóvenes latinoamericanas en su lucha por la igualdad, la activista chilena de 18 años se ha convertido en un referente para su generación, más allá de las fronteras. Tenía sólo 10 años cuando fue con sus padres a la primera marcha. Caminó por horas hasta el Palacio de la Moneda junto a un grupo grande de personas que pedía que las bombas para diabéticos fueran parte del Plan Auge. Su diabetes tipo 1 la había obligado a salir a la calle a exigir un tratamiento universal e internamente comenzaba a sentir lo que es ser parte de un movimiento. “Lo que experimenté en ese espacio cambió mi vida por completo, el estar rodeada de gente, con vidas y realidades distintas que buscaban un mismo objetivo, me marcó. Todos los que estábamos ahí, lo hacíamos para mejorar la calidad de vida de toda la comunidad”, recuerda, la creadora de Tremendas, una comunidad de niñas, adolescentes y jóvenes que generan acciones de impacto social basadas en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) de la ONU.

De niña, su madre la llevó a eventos de innovación, donde “la idea de poder cambiar el mundo se instaló en mí. En el colegio sufrí de bullying, me sentía muy sola y la idea de innovar y sacar proyectos adelante se convirtió en mi zona segura. Sabía que si ahí hablaba iba a ser escuchada”, relata. “Además, por mi diabetes me di cuenta de que era una privilegiada, que el tratamiento que yo estaba siguiendo era inaccesible para la mayoría. Entonces, comencé a preguntarme dónde estaba la justicia detrás de todo esto y me frustré. Así empecé a darle forma a Tremendas”.

–¿Cuál era el objetivo en ese momento?

 “Demostrar que las niñas no están solas, sobre todo las niñas que quieren sacar un proyecto o idea conectado a una causa social. Cientos de niñas se sienten solas, igual como yo me sentí en más de una oportunidad, pero acá les decimos que aprovechen su talento para impactar positivamente en su comunidad.

Feminismo y Cambio climático

Gracias a la repercusión de Tremendas, hace cerca de dos meses, la estudiante del Colegio Saint George fue invitada a participar en el Foro Generación de Igualdad, donde compartió escenario con la ex secretaria de Estado de EE.UU, Hillary Clinton, con quien tuvo un intercambio de ideas acerca del rol de las niñas en la construcción de un nuevo futuro. En el lugar, también estaban la Premio Nobel de la Paz, Nadia Murad; la empresaria y filántropa Melinda Gates; la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris; y el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, entre otros líderes mundiales.

Nunca antes una chilena de su edad había tenido la oportunidad de exponer sus ideas a quienes manejan los hilos del mundo. “Mi panel junto a Hillary Clinton abordó los diálogos intergeneracionales y la interseccionalidad, en relación al proceso de toma de decisiones y la representación de las niñas y jóvenes”, recuerda. “Ella (Hillary) tiene una frase muy famosa que dice ´los derechos de las mujeres son derechos humanos’ y yo agregué: ‘pero eso no es suficiente porque tenemos que llegar más lejos’. Fue un momento increíble”.

–¿Cómo te tomaste el reconocimiento de Naciones Unidas?

Fue fantástico poder hablar de la importancia de que las niñas sean parte de la conversación. Hace un año, postulé a un equipo de trabajo juvenil que busca la participación de jóvenes en la toma de decisiones en materia de género y me encontré con gente de todo el mundo que lleva mi misma lucha. Me di cuenta del tremendo trabajo que hacen desde las Naciones Unidas.

–¿Pensaste que te ibas a convertir en una mujer que iba a influenciar a otras?

Todo pasó más rápido de lo que esperaba, uno no dimensiona el nivel de influencia y es súper halagador. Cuando partí me cuestioné muchas cosas, pero tuve la seguridad de que hiciera lo que hiciera, el bien mayor siempre iba a ganar. Me llegan mensajes de niñas felicitándome, dándome las gracias por lo que estamos creando desde Tremendas.

¿Qué mujer es la que más te ha inspirado en tu vida?

–Diría dos mujeres, la primera es Chimamanda Adichie, que tiene un libro magnífico que me impactó en mi visión de lo que significa la igualdad de géneros. El libro se llama “Todos deberíamos ser feministas” y habla desde un feminismo global, interseccional. La otra persona es Malala, una mujer maravillosa que me ha inspirado mucho porque coincido enormemente con sus ideas

Para la emprendedora social y activista medioambiental, la figura de la Premio Nobel más joven de la historia, fue crucial.” Recuerdo haber visto un discurso suyo en la Asamblea General de Naciones Unidas, y lo primero que pensé fue ‘esta niña sólo tiene un par de años de diferencia conmigo’. Eso me impulsó, me abrió los ojos y pensé que no siempre los modelos a seguir hay que buscarlos arriba, sino que pueden estar en tu misma sala de clases. Hay una frase de ella que siempre destaco mucho: “Una niña educada no sólo mejora su calidad de vida, sino que contribuye a cambiar el mundo”.

Todo parte por la educación…

–Absolutamente. Tenemos que mostrarles a las niñas que son sujetos políticos, no en el sentido partidista sino que en lo que se refiere al poder que cada una tiene de convertirse en un agente de cambio. Cada decisión que tomo en el día a día, cuenta. Todas las problemáticas están interconectadas y las soluciones también. Ahí, la educación es la clave, una niña educada no sólo mejora su calidad de vida, transforma realidades y nuestro trabajo es cambiar el mundo.

Para alcanzar ese objetivo, la plataforma que lidera Julieta Martínez, tiene distintos frentes de acción. Uno de los cuales es la Academia Tremendas, donde ofrecen educación gratuita de temas, tales como género, salud reproductiva, bienestar y clima, entre otros.

“Me veo reflejada en cada una de las chicas que son parte de la plataforma y entre las que quieren ingresar. Me dedico mucho a ver perfiles y realmente hay historias maravillosas, es increíble la cantidad de creatividad y talento, pero también vienen con muchas penas, independiente del contexto o la realidad económica. Lo que más me motiva es leer a las personas que encontraron en Tremendas una inspiración para salir adelante”, reflexiona.

Para ella, “la idea es que lleguemos a un momento en que el feminismo no exista simplemente porque es innecesario y vivamos en un escenario sin desigualdades”. Ni más ni menos

Por Claudia Paz González y Sofía Arévalo

Un comentario

  1. María Emilia María Emilia 12 de octubre de 2021

    Increíble la Juli. Felicidades por todo lo que va logrando con Tremendas. Es un orgullo e inspiración para todas las jóvenes del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.