Press "Enter" to skip to content

La copa menstrual es la opción más económica para las personas menstruantes

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) publicó un nuevo estudio titulado: “Informe de Canastas de Gestión Menstrual”, con el objetivo de determinar cuáles son los costos, necesidades y conductas de compra de las mujeres y personas que menstrúan.

Según las cifras del informe, basado en los resultados de la encuesta de Salud, Higiene y Gestión menstrual de 2021, el 8,5% de las mujeres y personas menstruantes eligen ocupar la copa menstrual todos los meses, sin embargo, el producto más utilizado por las personas menstruantes es la toalla higiénica desechable, usada por el 44% de las personas, y en último lugar está el uso de tampones (2,1%).

Entre la diversidad de productos disponibles en el mercado, la toalla desechable de tela suave, delgada y con alas es la más utilizada y la que presenta la mayor variación en sus precios (83%), teniendo un costo anual promedio máximo de $202.050.

Pese a que la toalla higiénica es el producto más usado, su valor implica un gasto mucho mayor que para las personas que utilizan la copa menstrual. Según los registros del estudio, el gasto anual requerido para usar toallas desechables durante un ciclo menstrual de 7 días, es de $84.666 en promedio, y llega a un máximo de $282.870, mientras que el gasto anual asociado a la copa menstrual sólo llega a los $24.990 máximo y el costo promedio son $16.149, y además, esta se renueva cada 10 años. De esta manera, las personas menstruantes que usan la copa pueden ahorrar más de 55 mil pesos al año.

Otras alternativas de contención de flujo, como los tampones y los calzones menstruales, requieren gastos más altos que los otros productos mencionados. El valor anual de los calzones mensuales tiene un promedio de $96.590, y el uso de tampones, por 5 días de flujo por cada ciclo, llega a los $108.612.

Para elaborar el estudio, Sernac ordenó los precios y las opciones de contención de flujo de acuerdo a distintos tipos de canastas de productos, las cuales contemplan, por ejemplo, un sólo producto de contención menstrual, como las toallas higiénicas, así como el uso de un producto de contención más un fármaco de tratamiento para alivio de dolores menstruales, o bien, 2 productos de contención, etc.

Si se comparan los costos anuales, se concluye que la copa menstrual es la alternativa más económica, con un valor $11.290, mientras que, mensualmente, en toallas higiénicas se pueden gastar  $16.838 por un flujo de 5 días. Asimismo, el costo promedio al año (por un flujo de 5 días) al usar la copa menstrual y la compra de antiinflamatorios es de $45.273, mientras que el gasto anual promedio de toallas higiénicas y uso de antiinflamatorios llega a los $89.600.

El informe incluye también cifras sobre los costos totales (mínimos, máximos y promedios) del ciclo menstrual, y concluye que una persona que menstrúa por 40 años, podría gastar más de $8.000.000 por el uso de toallas higiénicas desechables, y alrededor de $80.000 por la copa menstrual.

Este estudio permite observar patrones de consumo así como ofrecer distintas alternativas para las personas menstruantes, con el fin de evaluar nuevas posibilidades de ahorro. La copa menstrual es una alternativa que las mujeres y personas menstruantes están eligiendo, por una parte, dado que es mucho más amigable con el medioambiente, sin embargo, tal como indica Sernac, su uso requiere tomar en cuenta las condiciones sanitarias adecuadas, con el fin de que sean usadas con la correcta higienización.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.