Press "Enter" to skip to content

La cruzada de la nueva directora del CNTV por el arte y la cultura nacional

Ícono del periodismo cultural, Faride Zerán hizo un llamado a reflejar la diversidad del país en los contenidos audiovisuales.

Para muchos, la llegada de Faride Zerán al Consejo Nacional de Televisión (CNTV), el próximo 11 de abril, puede marcar un punto de inflexión en un organismo considerado clave para las comunicaciones. A sus 72 años, la Premio Nacional de Periodismo 2007 ya definió que su prioridad es impulsar la diversidad.

“El CNTV no puede ser simplemente reconocido como una institución que financia y fiscaliza, sino que es activa promotora de la diversidad, de la descentralización, del pluralismo televisivo, de la democracia, de la libertad de prensa, ética, democracia y pluralismo es el sello que queremos dar al Consejo con esta Presidencia”, dijo, tras conocer su designación.

Para la mujer que fundó tres revistas de arte y literatura, Chile vive un momento trascendental. “En momentos en que nuestro país cambia, en que emergen otras voces, otros relatos, otras estéticas, otros territorios, otros pueblos, nuestros pueblos originarios, toda una diversidad, es fundamental que nuestra televisión efectivamente la recoja, amplíe esos márgenes de pluralismo, de diversidad, de libertad de expresión porque resulta fundamental”, explicó.

Hija de Hassan Zerán Oliva y Alia Chelech Brac, su abuelo paterno —Herr Zerán— era un druso originario de Palestina, y el materno —Ali Chelech— venía de Siria. Estos inmigrantes árabes se instalaron en Puerto Natales, donde la escritora creció, antes de trasladarse a Punta Arenas. 

Sus primeros pasos en el periodismo los dio en la Radio Reloncaví. Luego, estudió periodismo en la Universidad de Chile, la carrera de Zerán coronaría varios hitos: fue directora y fundadora de la revista cultural Rocinante, cofundadora y subdirectora de la Revista Pluma y Pincel; estuvo a cargo de las entrevistas culturales cada domingo en las secciones “Literatura y Libros” y “Temas” del diario La Época; fue editora de Cultura en la Revista Análisis, y editora política de la revista Los Tiempos. 

En la pantalla chica brilló como crítica literaria del programa de TVN El show de los libros, conducido por el escritor y Premio Nacional Antonia Skármeta. Fue directora y guionista de documentales para la televisión extranjera como “Estaquilla: la quimera del loco” y “Chile, nostalgia de futuro”.

Además del Premio Nacional de Periodismo, ha obtenido otros galardones, como el del Consejo del Libro y la Lectura por su ensayo La guerrilla literaria (1993) y en 2014, el Premio Amanda Labarca, que distingue a «mujeres universitarias destacadas en el dominio de la cultura y el servicio del país».

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.