Press "Enter" to skip to content

La historia del proyecto que celebra la comunidad LGBTQI+

La iniciativa nace en honor a José Matías Guevara, un joven trans de Copiapó que soportó el calvario del acoso escolar y terminó suicidándose. Su objetivo es fortalecer la convivencia escolar y sancionar a quienes cometan actos de discriminación contra estudiantes de la comunidad LGBTQI+.

Como un gran paso hacia la protección de las minorías sexuales calificaron diversas organizaciones sociales, el avance del proyecto de ley José Matías que pasó a segundo trámite en el Senado, luego de contar con 94 votos a favor en la Cámara de Diputados. La iniciativa que es una demanda de largo aliento entre los activistas de la comunidad LGBTQI+ fue inspirada en el caso del joven trans José Matías Guevara, que a sus 16 años se quitó la vida luego de haber sido víctima constante de acoso escolar y bullying, en su colegio de Copiapó, sin que ninguna de las autoridades del establecimiento fuera capaz de entender la gravedad de los hechos. El caso que causó conmoción nacional en 2019, visibilizó la violencia que históricamente ha sufrido este segmento de la sociedad.

La gestora de la normativa es la madre de José Matías, Marcela Guevara, quien se propuso impedir que otros adolescentes se vieran obligados a enfrentar el calvario que llevó a su hijo a la muerte. Con el apoyo de la diputada Daniella Cicardini, trabajó en un texto que estableciera la modificación de la Ley General de Educación y la Ley de Subvención del Estado, para que los reglamentos internos de los colegios “incluyan la prohibición de toda forma de discriminación arbitraria, el derecho a una vida libre de violencia y el respeto y reconocimiento tanto a la diversidad como a la identidad de género”.

Uno de los aspectos más relevantes del proyecto es que plantea el deber de la comunidad educativa de denunciar en los tribunales de familia cualquier tipo de hostigamiento, ya que actualmente la manera de enfrentar éstos hechos de violencia sólo está regulado por el reglamento interno de cada establecimiento educacional. Asimismo, puntualiza la necesidad de que los consejos escolares de velen por la no discriminación e implementen un equipo de convivencia escolar.

Según el primer “Estudio exploratorio sobre discriminación y violencia contra personas LGBTIQ+”, realizado en 2020 por la Subsecretaría de Prevención del Delito, el 89,3% de las personas que forman parte de esta comunidad afirmó haber sido víctima de discriminación. 

Según explicaron los parlamentarios, el proyecto busca sentar las bases para construir espacios seguros en los establecimientos educacionales y garantizar una educación integral y no sexista. Aunque el documento fue aprobado en general en la Cámara de Diputadas y Diputados, hubo artículos que no lograron alcanzar el quórum para su aprobación, como el que obligaba a las instituciones a contar con un reglamento que incluyera lenguaje inclusivo. 

Para la primera presidenta transgénero de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, la diputada Emilia Schneider, la iniciativa es un paso fundamental para fortalecer la convivencia escolar y avanzar hacia una educación inclusiva. “Celebramos la aprobamos del proyecto de Ley José Matías que busca ser una herramienta concreta para prevenir y sancionar la discriminación en nuestras escuelas”, manifestó. 

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *