Press "Enter" to skip to content

La influencia de Julieta Kirkwood en el feminismo chileno

El libro Preguntas que hicieron movimiento 1979-1985 de la Editorial Banda Propia, la trajo de regreso a la retina pública, pero lo cierto es que no se puede hablar de feminismo en Chile sin obviar su tremenda influencia. Considerada como “una de las precursoras y fundadoras de los movimientos feministas de los años ’80 y de los estudios de género en Chile, logró rearticular el discurso reivindicatorio contemporáneo y replantear su puesta en práctica, por medio de distintas organizaciones sociales.

Nacida en 1936, pertenece a la primera generación de mujeres que tuvo acceso a la educación universitaria. Sus padres Johnny Kirkwood y Julieta Bañados fueron claves para el desarrollo de sus intereses intelectuales. Fue pionera en hablar de feminismo y realizar estudios de género cuando la población ni siquiera conocía el significado de dichos conceptos. 

Así como la historia de la conquista de América la hemos tenido que conocer a través de la pluma de los conquistadores y rara vez por el testimonio de sus habitantes originarios, así también, toda la historia referida a las mujeres la hemos debido conocer por la pluma y por la vara de los varones” escribió Julieta, en Tejiendo rebeldías, uno de los textos más citados.

Con su llegada a Flacso, inició gran parte de sus investigaciones, las que luego publicaría en publicaciones como hoy de culto, como Feminarios. La crítica destacó la lucidez de sus ensayos, columnas y publicaciones que hoy funcionan como una radiografía perfecta de los desafíos enfrentó el universo femenino a lo largo de las distintas décadas.  

Para la académica Luna Follegati, su relevancia de hoy radica en su «carácter rebelde y revolucionario del feminismo que desarrolla, así como también el carácter transversal y total de la transformación feminista que comportan sus definiciones”.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.