Press "Enter" to skip to content

Magdalena del Solar: Las mujeres en el futuro de la tecnología

POR: Magdalena del Solar, Gerente de Desarrollo de Negocios de Ecomsur.

Si bien se ha trabajado mucho desde organismos públicos y privados para que la equidad de género sea hoy una realidad en las diferentes industrias y transversal a los estratos socioeconómicos, sabemos que falta mucho por avanzar para incrementar la participación laboral femenina.

Hoy vemos industrias en donde las mujeres cada vez toman una mayor participación en todo el manejo directivo, operativo y administrativo en empresas referentes dedicadas a la tecnología, derribando así una barrera que se veía hace muchos años.

Cifras del BID Lab y Laboratoria, destacan que sólo 3 de cada 10 empleados en la industria tecnológica en América Latina son mujeres; esto es una muestra de cómo a nivel regional estamos muy por debajo de otros sectores y aún más del mismo sector en países más avanzados en el mundo.

Sin embargo, no podemos negar el gran esfuerzo que realizan miles de mujeres en el mundo que han abierto camino a que cada vez seamos más en puestos clave dentro de diferentes sectores. Un ejemplo de ello es el importante rol que hemos ido desarrollando en la industria del Ecommerce, tanto en cargos estratégicos en las mismas marcas como en empresas del ecosistema que prestan servicios y soluciones a estas marcas para que puedan implementar sus operaciones digitales de manera exitosa.

No podemos negar que industrias asociadas a la tecnología, como el Ecommerce, han sido mayormente liderados por hombres debido principalmente a dos factores: el primero es la escasez de talento en la industria, y el segundo es que quienes están en este sector comenzaron desarrollándose desde áreas informáticas que tradicionalmente fueron carreras dónde las mujeres incursionaron en una menor medida. Afortunadamente, en la actualidad, las mujeres nos estamos interesando y profesionalizando en esta materia y estamos también tomando mayor relevancia en cargos directivos y de liderazgo, de la mano de varias organizaciones e iniciativas que están impulsando la participación femenina en éstas áreas.

Esta mejora en la participación muestra varios beneficios para las distintas partes involucradas. Primero, se reconoce nuestro desempeño profesional y desarrollo profesional. Segundo, la empresa obtiene diversidad y equilibrio tanto de ideas como de maneras de resolver situaciones de manera óptima que derivan en resultados positivos. Tercero, no podemos dejar fuera el beneficio tangible para la sociedad y la economía nacional que genera la inclusión de más mujeres en el sector laboral formal.

Continuar con el mejoramiento del panorama actual depende de todos, pero en cuanto a nuestro género respecta, debemos abrir los espacios que queremos mientras demostramos que somos capaces de lograr excelentes resultados en la industria tecnológica. Recordemos que cada persona puede dar un aporte diferencial para llevar a cabo la formación en las disciplinas requeridas dentro del mundo del comercio electrónico, la meta es apostar a esta diversidad que se requiere, siempre de la mano de  la creatividad, el sentido de responsabilidad, apoyo al trabajo en equipo y la sistematización del trabajo.

Es fundamental aprovechar las habilidades que nos caracterizan como mujeres, para generar un impacto en los equipos y a la larga, tener organizaciones más equilibradas. En Ecomsur buscamos generar programas de desarrollo profesional para todos, sean hombres o mujeres. Hoy, podemos decir que más del 40% del equipo de liderazgo de la compañía está compuesto por mujeres y prácticamente la mitad de la empresa, somos mujeres.

Para cada una de las mujeres que nos desarrollamos en este tipo de industrias, es fundamental mantener siempre en alto la confianza respecto a nuestro potencial como profesionales. Seguir aprendiendo y capacitándose siempre, manteniéndose vigente en industrias de alto dinamismo y velocidad de cambio es aún más relevante. Y, desde luego, potenciar el desarrollo de otras mujeres, fomentando ambientes de trabajo inclusivos y colaborativos que nos permitan seguir aportando en la industria con las capacidades y habilidades que cada una puede aportar.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.