Press "Enter" to skip to content

Moon Valley, las marcas a la conquista de la luna

En 19 años, estaría lista la primera ciudad en tierra lunar.

Moon Valley es el nombre de lo que se espera sea la primera ciudad en la Luna, donde vivirán más de mil habitantes, y las visitas superarían los 10.000 visitantes al año. El vanguardista del gigante dentsu, uno de los holdings de Marketing, CRM y Transformación Digital más grandes a nivel global y con presencia en Chile con sus marcas iProspect, Carat y dentsu X- está detrás de este ambicioso proyecto que parece sacado de un guión cinematográfico.

Si alguien pensaba que el ex CEO de Amazon, Jeff Bezos y el dueño de la compañía Virgin Mobile, Richard Branson, eran los únicos con proyectos más allá de la atmósfera; no podía estar más equivocado. Hace algo más de cinco años, dentsu trabaja junto ispace, empresa japonesa que antes de que termine el 2021 se convertirá en la primera entidad no gubernamental en poner una nave espacial en la superficie de la Luna. El viaje busca recopilar toda la información para la construcción de la primera ciudad lunar antes del 2040.

“La llegada de las marcas y empresas a la Luna está acompañada de la mano de dentsu, que tiene acceso a una amplia red de empresas nacionales e internacionales.  No sólo hemos estado trabajando con Ispace en marketing y ventas, sino que también hemos brindado apoyo presentando a la compañía a socios e inversores potenciales, para que vayan más allá de un simple patrocinio y participen en la vinculación del desarrollo Lunar con sus principales áreas de negocios”, explica, Diego Fuentes, Director de Research de dentsu Chile

Las marcas y empresas del mundo entero que entienden lo que significa estar en la luna, ya están moviendo sus piezas. De ahí, la trascendencia del rol de dentsu para buscar nuevos socios comerciales que compartan el interés de estar presentes en la Luna, y que desde su ámbito de acción, contribuyan al desarrollo de la primera urbe lunar.

 “Se abre un gran mercado para las industrias que lleguen al espacio. Si se va a emplazar una ciudad en la Luna, se requerirá de empresas que se dediquen a la infraestructura lunar, que den servicios, se encarguen del combustible, el oxígeno, y agua – que ya se comprobó que hay porque hay hielo- entonces, es una oportunidad para que las empresas expandan sus mercados”, asegura, el directivo de dentsu Chile.

En este escenario, imposible no detener a pensar en la necesidad de que el mundo de las industrias reflexione respecto al rol que pueden tener en esta nueva carrera espacial y busquen un aliado estratégico que facilite sus objetivos. Hoy, el contacto con estas grandes compañías espaciales, puede significar un salto cuántico a todo nivel.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.