Press "Enter" to skip to content

Nueve libros escritos por mujeres que todo hombre debería leer

Es un hecho que se leen más libros escritos por hombres que por mujeres, y no es por el poco interés de ellas de escribir, sino que es porque incluso las editoriales publican a más hombres que mujeres. El equipo de Woman Times seleccionó nueve publicaciones escritas por mujeres que todos deberían leer.

Las estadísticas del mercado literario hablan de que las autoras femeninas representan cerca de un quinto de la presencia masculina en las librerías. Aunque es evidente el avance de ellas, impulsado por el fenómeno de las nuevas editoriales y plataformas, queda mucho por avanzar para revertir una injusticia histórica que ha permitido que plumas brillantes pasen inadvertidas. Desde la redacción, escogimos nueve libros que todos deberían leer y que entregan distintas miradas sobre el universo femenino y las luchas que ha debido sortear a lo largo de la historia.

El cuento de la criada (1985) – Margaret Atwood

Considerada una de las obras más importantes de la escritora canadiense Margaret Atwood se desarrolla en una sociedad distópica, donde existe un maltrato, a todo nivel, hacia las mujeres. Con el terrorismo islámico como excusa, un grupo de políticos se hace del poder y como primera medida suprimen la libertad de prensa y los derechos de las mujeres, que pasan a ser casi como objetos. La «criada» es una mujer que se considera una cosa y cuyo valor está únicamente en sus ovarios, útiles para la reproducción de la sociedad.

La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres (2016) – Siri Hustvedt

Se trata de la colección doble de ensayos de la novelista y estudiosa feminista Siri Hustvedt, escritos entre 2011 y 2015, donde aborda la teoría central de su obra, basada en la idea de que la percepción está influenciada por nuestros prejuicios cognitivos implícitos, aquellos que no vienen del entorno, sino que se han interiorizado como una realidad psicofisiológica. La primera parte del libro comprende ensayos sobre la feminidad de Knausgård, la sensibilidad artística de Almodóvar, la visión sobre la pornografía de Sontag y reflexiones del mundo del arte y el dinero.

El infinito en un junco (2019) – Irene Vallejo

Este es un libro sobre la historia de los libros, un recorrido por la vida de este artefacto que el ser humano inventó para que las palabras y los conocimientos pudieran viajar en el espacio y el tiempo. En un ensayo lleno de anécdotas personales, Irene Vallejo desmenuza y recorre los 30 siglos de la historia del libro. Una ruta que lleva a los lectores y las lectoras por las primeras librerías conocidas.

Florescencia (2018) – Kopano Matlwa

La escritora sudafricana relata la vida de Masechaba, una joven de ese país (y álter ego de la escritora) que sueña con hacerse doctora y salvar vida. Está ambientada en una joven Sudáfrica, que no ha cerrado todavía las heridas de su pasado y donde la protagonista ve en la medicina el camino ideal para contribuir a apagar el sufrimiento de una sociedad todavía xenófoba, machista y supersticiosa. Además, tiene que lidiar con sus propios demonios y tragedias, como el duelo por el suicidio de su hermano y las presiones de una madre profundamente religiosa y reaccionaria.

Primera memoria (1960) – Ana María Matute

Es una de las mejores novelas de Ana María Matute y en ella narra el paso de la niñez a la adolescencia de María y de su primo Borja, en un contexto donde se desenvuelve la guerra civil “lejana y próxima a un tiempo, quizás más temida por invisible”. Tanto María como Borja viven en la casa de su abuela en un mundo ingenuo y misterioso a la vez. Sin madre y con un padre desaparecido, María vive el despertar de su adolescencia y el dolor que le trae el romper el caparazón de la niñez y se encuentra con la realidad. Además, María descubre muchas cosas sobre “la vida oscura de las personas mayores”.


Nada (1945) – Carmen Laforet

Catalogada como una de las obras más importantes de España del siglo XX, se sitúa en los años de la posguerra durante los inicios del franquismo. En ese contexto, la protagonista, Andrea, comienza sus estudios de Letras, pero sus ilusiones chocan con el ambiente de tensión y emociones violentas que reina en la casa de su abuela. Sin embargo, en la universidad conoce a Ena, una chica de la que se hará íntima amiga y que desempeñará un papel importante en su vida, pues junto a ella aprenderá lo que el mundo exterior puede ofrecerle.

La cabeza de mi padre (2022) – Alma Delia Murillo

A sus cuarenta años y como un roadtrip sin más referente que una fotografía vieja, una hija emprende la búsqueda de su padre. Mientras narra la decisión de ir a conocerlo y el viaje que la lleva de Ciudad de México a Michoacán, la autora lleva al lector a construir el pasado, los amores, las alegrías, accidentes y también las ausencias. Entre siete hermanos y una madre trabajadora, la protagonista crece y reflexiona no sólo sobre su biografía, sino también sobre la historia de un país profundamente dividido en donde las mujeres no han contado lo suficiente, desde su punto de vista, el relato del padre.

Los hombres me explican cosas (2019) – Rebecca Solnit

Esta es una de las obras que más han conmovida al debate internacional del último tiempo sobre la violencia contra las mujeres. Se trata de un conjunto de ensayos sobre la persistente desigualdad entre mujeres y hombres y la violencia basada en el género. Solnit cita su experiencia personal y otros ejemplos reales de cómo los hombres muestran una autoridad que no se han ganado, mientras que las mujeres han sido educadas para aceptar esa realidad sin cuestionarla. El volumen reúne ensayos sobre las formas de silenciamiento del género femenino, desde el mansplaining hasta la pandemia de femicidios que afecta tanto a Oriente como a Occidente.

Balún Canán (1957) – Rosario Catellanos

Esta novela relata una serie de sucesos cotidianos que tienen lugar en un poblado cercano a Guatemala, Balún-Canán. En medio de la tensión en que coexisten dos mundos opuestos -el del hombre blanco y del indio local- se mueven diversos personajes en cuya vida se refleja una lucha dramática y ancestral entre dos razas. Es la primera novela de la poetisa y narra los intentos de convivir entre ambos grupos en un contexto de reforma agraria de la década de 1930. La escritora fue hija de terratenientes por lo que la novela viene cargada con toques autobiográficos que dan cuenta de la vida rural y las costumbres de la época. 

Un comentario

  1. Andrea Diaz Andrea Diaz 12 de julio de 2022

    Súper interesante el medio!! Y el canal para promover lo que nos une con una mirada de apertura y diversidad ✨también sumaré a más Mujeres que conozco y admiro como personas y profesionales es sus quehaceres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.