Press "Enter" to skip to content

Ola de Calor: Mitos y verdades de los protectores solares

El doctor Andrés Figueroa, dermatólogo de la Clínica Universidad de los Andes, explica que un factor solar con filtro 60 no protege el doble que uno con filtro 30 y que la cantidad correcta que debemos aplicar en el rostro es 5 ml, es decir una cucharadita de té. Y cada tres horas. “Según los estudios que se han hecho en nuestros país, los chilenos sólo usamos usamos 2 ml de fotoprotector en el rostro. Lo indicado es 5 ml, es decir el tamaño de una cucharadita de té. Para el cuerpo se recomienda una cucharada sopera”, dice el doctor Andrés Figueroa, dermatólogo de la Clínica Universidad de los Andes.

Acá el especialista nos responde verdadero o falso a ciertas afirmaciones en torno a lo que él prefiere llamar fotoprotectores o filtros solares.

 -El protector solar se debe aplicar media hora antes de exponerse al sol.

Verdadero. “Tiene que ser 30 minutos antes para que haya una buena fijación y cumpla un buen papel como fotoprotector. No sirve mucho esto de colocárselo e irse altiro a la playa”.

-Si mi crema de día o mi maquillaje ya tiene protector solar no necesito ponerme otro protector.

Falso. “Porque las cremas muy probablemente traen un factor menor del recomendado. Normalmente tiene un factor 15 o hasta 25, pero que el factor que nosotros recomendamos que es útil para bloquear la radiación ultravioleta es de 15 hacia arriba. Si la crema cumple con eso, tú podrías usarla (sola), aun así los filtros duran de  tres o cuatro horas, por lo tanto la reaplicación de tu crema debes hacerla cada tres o cuatro horas. Entonces si no se la reaplica, es incorrecto su uso.

-Si uso un filtro solar 60 me protege el doble que uno 30.

Falso. “No es exponencial. Por ejemplo un filtro 30 cubre el 95% de la radiación. En cambio un filtro 50 cubre un 97% de la radiación. Entonces no es que sea el doble. Es poco lo que se logra aumentando más de filtro. Clínicamente con un filtro 30 ya es bien seguro y útil para el día a día. Por eso lo recomendamos. Lo más importante es el tiempo. Si solamente te pones el filtro en la mañana, al mediodía ya no tienes protección y te estás dañando incluso más que si te pusiste, porque si no te pones vas a saber, y vas a decir “ah, no me voy a exponer al sol”, pero si piensas que te estás protegiendo, te vas a exponer al sol irresponsablemente.

-Si no tengo un filtro 30, ¿sirve aplicarme uno con filtro 15, pero cada una hora por ejemplo?  

Falso. “No sirve, porque el factor de protección solar no depende de las horas de duración ni tampoco de la cantidad que te aplicas, sino de la cantidad que se filtra. Entonces aunque te lo pongas cada una hora, siempre va a estar filtrando menos del 92%, que ya empieza a ser dañino para la piel. De 30 para adelante ya sabemos que es clínicamente seguro.

Si uso un SPF alto no me voy a broncear.

Verdadero. “Si estás usando un factor alto de forma adecuada, no debería producirse el bronceado. De hecho el bronceado ya traduce un daño en la piel. Lo único que nosotros recomendamos para la gente que tiene esta adicción al bronceado, que se llama tanorexia, es el uso de autobronceantes, pero no está recomendado el bronceado por exposición solar.

-Los protectores solares retrasan la aparición de arrugas.

Verdadero. “Se sabe que el uso adecuado de un protector a lo largo de la vida, va a retardar el foto envejecimiento, entonces es uno de los pilares de los que nosotros recomendamos ahora como tratamiento del envejecimiento prematuro.

-Si tengo la piel grasa o con acné debo evitar el uso de protector solar porque me quedará más grasa.

Falso. “Hay protectores solares que se usan para ese tipo de piel. Normalmente son  productos en gel”.

-Después de meterme al mar o a la piscina igual debo aplicarme protector aunque sea resistente al agua y no hayan pasado más de tres horas desde la última aplicación.

-Verdadero. “Tienes que volverte a aplicar, porque si bien algunos dicen resistente al agua, se sabe que parte de la acción la pierden. Es menos efectivo que cuando la usan sobre la piel que no ha sido expuesta al agua”.

-Los productos en spray o bruma no son efectivos.

-Falso. “Sí son efectivos, pero tienes que tener conciencia que deben ser aplicados al igual que otros”.

-Los protectores solares vencen rápidamente. No se pueden guardar de una temporada a otra.

Verdadero. “Los productos protectores no tienen la misma seguridad de un mismo año para otro. Recomendamos que se use sólo una temporada. Son más inestables que una crema. De hecho hay una nueva legislación que indica que los protectores deben tener una fecha de vencimiento. Cuando pasa el tiempo, no puedes asegurar que la molécula sea tan estable y que vaya a tener la capacidad de filtración de la radiación tal como dice en el envase porque se van degradando. Tiene una vida útil. 

-Si me pongo protector todo el día no voy a asimilar la vitamina D.

Verdadero. “Por eso recomendamos que tomar sol antes de las 10 de la mañana sin protector solar o después de las 17. Con la radiación que se absorbe con cara, dorso de manos y cuello es suficiente para sintetizar la vitamina D. Con 15 minutos diarios basta”. 

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.