Press "Enter" to skip to content

Pagana, concientizar y empoderar desde la ropa

Reutilización textil y economía circular se mezclan en este emprendimiento que además de generar un impacto medio ambiental, busca empoderar las mujeres en situación de vulnerabilidad.

Actualmente, un consumidor promedio compra un 60% más de ropa que hace dos décadas, los ciclos de vida de las prendas son cada vez más acotados y menos del 1% de esos productos se reutiliza para crear nuevos productos. Un panorama desolador que inspiró a Isidora Azolas y Sofia Lillo para la creación de Pagana, un emprendimiento social que crea prendas de vestir únicas y ofrecer una oportunidad de trabajo para los grupos más desposeídos de mujeres.

“Tras una investigación en la universidad, nos enfocamos en las mujeres que viven los campamentos, sin posibilidad de acceder a un trabajo estable y limitadas en su desplazamiento por el cuidado de la familia. Con esa realidad, hicimos el cruce con la reutilización textil y desde ahí comenzamos a ver cómo el material de descarte textil que estaba cerca de sus hogares, podía transformarse en una fuente laboral”, recuerda Isidora Azolas, al referirse a los inicios.

Gracias a su modelo colaborativo B2C, Pagana se abastece de los distintos centros de acopio de la capital. “El compromiso de las mujeres que trabajan con nosotras es total. Hoy, hay cinco que están trabajando en el taller y otras más en el proceso de capacitación. Pero, más allá de lo que podamos avanzar desde acá, es importante que la gente entienda que es el momento de volver a las viejas prácticas y reparar antes de desechar”, explica Sofía Lillo.

Lejos de satanizar la industria de la moda, las ingenieras trabajan en crear alianzas colaborativas y cambiar la mirada al respecto. “La huella de la moda tiene una huella hibrida importante pero no hay que porqué demonizar a la industria. Hay que promover el consumo consciente y olvidarse de la idea de que la ropa es un desecho”, afirma Isidora, a lo que Sofía agrega: “Tenemos que avanzar hacia una conciencia colectiva y una nueva categorización de las decisiones de consumo que nos permita transitar a una realidad más sostenible y empática con el medio ambiente”.

Este año, Pagana dio el gran salto y participó de la reutilización de más de 700 prendas en desuso, para la nueva campaña de la marca Americanino. La colección de jeans que inicialmente tiene doscientas unidades, está disponible en Falabella.com.  

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.