Press "Enter" to skip to content

Pilar Rodriguez: La mujer en el sector tecnológico

POR: Pilar Rodriguez, Delivey Manager. Unidad de Desarrollo Channels LATAM, Citi.

El mundo se está transformando en lo fundamental: la forma en que vivimos, trabajamos y pensamos cambió, esto tiene implicaciones de gran alcance para el papel de la mujer en la sociedad, existe una gran oportunidad que debemos aprovechar:  Las mujeres han alcanzado la paridad (45-55%) en los niveles de estudio de licenciatura y maestría y están en la cúspide a nivel de doctorado (44%), pero la brecha de género tiende a ampliarse al descender en los niveles de educación. Mientras las actitudes corporativas están evolucionando, ya que los estudios vinculan la confianza de los inversores y los mayores márgenes de beneficio con tener una fuerza laboral diversa. ¿Qué hacer diferente para lograr un verdadero avance en este momento histórico?

Existe una historia paralela y fascinante de heroínas tecnológicas,  fueron las mujeres las que construyeron la infraestructura que permitió el desarrollo y la expansión de los sistemas que dirigen nuestro mundo, trabajando en las primeras computadoras, la ENIAC y la UNIVAC;  construyeron los primeros sistemas de hipertexto y redes sociales; se aseguraron de que la primera Internet no colapsara sobre sí misma [2].  ¿Pero qué pasó?  ¿Por qué bastó una generación y transformaciones continuas desde una industria de la tecnología dominada por mujeres en los años 40 y 50 hasta llegar a ser minoría hoy en día?  

El trasfondo de todo este cambio ha sido cultural, ejemplos recientes como el COVID19 y los actuales conflictos armados, demuestran como la mujer, en situaciones extremas se ve forzada a replegarse y dedicarse a atender las necesidades básicas de la sociedad.

El momento es ahora, la inteligencia artificial y otras tecnologías digitales, el mundo virtual en sí, anula los estereotipos de género, pero existe un riesgo, ya que la automatización podría eliminar las ocupaciones manuales y las tareas repetitivas, al tiempo que crea nuevas oportunidades profesionales para aquellos que pueden adquirir las habilidades adecuadas.

Se requiere la articulación de gobiernos, legisladores, colegios, universidades, centros de investigación, la sociedad civil y empresas privadas para asegurar la igualdad de oportunidades para acceder a la educación y formación de estas habilidades adecuadascon políticas tanto de acción inmediata como de largo plazo que remuevan los obstáculos para lograr el verdadero empoderamiento mujer y el avance social.   La buena noticia es que muchas iniciativas en forma aislada ya están en las agendas de hombres, mujeres y empresas persistentes que están generando el cambo de cultural consciente.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *