Press "Enter" to skip to content

Todas somos Jada

Independiente de los cuestionamientos al actuar de su marido, la cara de actriz luego de que el comediante Chris Rock se burlara de la alopecia que la tiene calva, era la de una mujer indignada y con razón.

Hace años que la ceremonia de los Oscar no se convertía en comentario obligado al día siguiente. No fue por la tercera estatuilla que recibió una mujer, Jane Campion por El Poder del Perro, ni por el triunfo del mensaje inclusivo de Coda en la categoría de mejor película; fue el momento en que Will Smith se sube al escenario para golpear a Chris Rock el que sorprendió a los millones de televidentes y se convirtió en trending topic planetario en cuestión de segundos.
 
La antesala fue un comentario en torno a la calvicie de Jada Smith, quien sufre de una enfermedad autoinmune que la dejó sin la frondosa caballera que la hizo famosa. Rock dijo que la veía participando en la secuela de La teniente O’Neill, aquella película de 1997 en la que Demi Moore interpretó a una soldado. De ahí, la transmisión se convirtió en la más controvertida de sus 94 años de historia y dejó a Will Smith – que minutos después ganaría la estatuilla a mejor actor – como un tipo incapaz de controlar sus impulsos.

Más allá de los bandos que se formaron a raíz del hecho, los nuevos límites del humor quedaron más expuestos que nunca. Si alguien cree que en el año 2022, una rutina de humor puede basarse en los problemas de salud de una persona definitivamente no entiende los tiempos. Y eso es lo único en que todos coinciden hoy al referirse a una polémica, en la que la principal afectada aún no se ha pronunciado.

En algún momento hablará de lo ocurrido, han dicho durante toda la jornada de hoy los principales portales de entretenimiento que la catalogan como “una mujer moderna y desprejuiciada que no ha tenido temor en transparentar que tiene un matrimonio abierto y se ha enamorado de más de una mujer”.

Nacida en Maryland en 1971, Jada  alguna vez se definió como una mujer del Renacimiento por la multiplicidad de roles que ha desempeñado, siempre con éxito. Actriz, productora, directora, cantante, compositora y empresaria, primero estudió baile y coreografía en la Escuela de Artes de Baltimore, para luego actuar en series como True Colors, pero, sin duda, la popularidad llegó con The Matrix Revolution. 

Hace meses reconoció en las redes que estaba decidida a hacerse amiga de la alopecia. “Se acabó, ya no la ocultó más y por eso decidí raparme”, dijo en una transmisión en directo en la que reveló que esta enfermedad, sin cura, afecta a cerca de un tres por ciento de las mujeres en el mundo.

Feminista declarada, junto a su marido, ha dado una batalla incesante por visibilizar a la comunidad afroamericana en las temáticas hollywodenses. En 2020, Jada admitió públicamente y delante de su marido que había sido infiel. El vídeo de la confesión es uno de los más vistos en Facebook con más de 15 millones de reproducciones.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.