Press "Enter" to skip to content

¿Una píldora para enamorarse?

Según la antropóloga de Oxford Anna Machin, los fármacos que desencadenan sentimientos de amor en el cerebro podrían estar disponibles en el mercado en un plazo de tres a cinco años. 

El amor puede parecer algo impredecible y espontáneo, pero con los años se ha demostrado que la química del romance involucra solo un par de hormonas en nuestro cerebro. Expertos han llegado a la conclusión que basta con replicar esas hormonas para hacer a las personas actuar como si estuvieran enamoradas. Según la antropóloga Anna Machin, de la Universidad de Oxford, las drogas que usan la oxitocina, la “hormona del amor”, o incluso pequeñas dosis de éxtasis para despertar el romance y ayudar a las parejas a volver a enamorarse, podrían estar aquí en cuestión de años, agregando además que ciertas drogas pueden replicar el efecto del enamoramiento en el cerebro. 

En el marco del Festival de Ciencias de Cheltenham, la especialista aseveró en su conferencia: “Hay muchas cuestiones éticas… pero las drogas del amor ciertamente están en el horizonte”. Y añadió: “Ahora sabemos lo suficiente sobre la neuroquímica del amor como para sugerir probablemente algunas cosas que podría tomar para mejorar sus habilidades para encontrar el amor, o para aumentar la posibilidad de que permanezca enamorado cuando se está poniendo un poco complicado”.

La Dra. Machin es optimista en cuanto a los plazos de esta solución, ya que “podrían estar disponibles dentro de tres a cinco años”. Tras la conferencia, Machin declaró: “Los fármacos para el amor utilizados en la terapia de pareja podrían estar disponibles en un plazo de tres a cinco años. La oxitocina podría estar disponible dentro de una década. Hay más cuestiones éticas en torno al éxtasis, por lo que es probable que se tarde más”.

Aunque pueda sonar fantástico o futurista, muchos estudios han demostrado durante tiempo un vínculo entre ciertas drogas y la cercanía emocional. Señaló que hay evidencia que demuestra que el MDMA “mejora los sentimientos de cercanía con los demás”, y se ha utilizado anteriormente en terapias de pareja. Además, el MDMA se ha utilizado en veteranos de guerra estadounidenses para superar el trastorno de estrés postraumático. 

“El MDMA fue ampliamente utilizado en la década de 1970 por consejeros de parejas en EE.UU. para ayudar a las personas a reconstruir sus matrimonios, con buenos resultados anecdóticos”, dijo. Los niveles de oxitocina aumentan en el cuerpo humano durante los abrazos, por lo que la Dra. Machin, autora del libro Por qué amamos, dijo que un fármaco de estas características, “podría ayudar a las personas a tener más confianza en las citas y ayudarlas a enamorarse”. La hormona se libera en grandes cantidades durante las relaciones sexuales, la lactancia y el parto, pero la evidencia también sugiere que contribuye a las etapas iniciales de las citas.

La Dra. Anna Machin es una reconocida y mediática antropóloga evolutiva de la U. de Oxford.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *