Press "Enter" to skip to content

Valeska Zambra y su equipo hacen importante descubrimiento astronómico

La investigadora del Instituto Milenio y su equipo coparon las portadas de la prensa especializada luego de que hicieran una publicación clave para entender las leyes de los remolinos de luz. Zambra lucha, además, por acercar la ciencia a las niñas y niños.

Esta semana, Valeska y su equipo irrumpieron en la discusión científica luego de que publicaran los resultados de una investigación de dos años en la revista especializada Nonlinear Dynamics, donde lograron determinar la ley de creación de los remolinos de luz, un verdadero aporte a la astronomía. El estudio, publicado bajo el título “Nucleación de vórtices por fluctuaciones inherentes en célular nemáticas de cristal líquido”, se implementó a través de experimentos, análisis de imágenes y datos estadísticos diseñados por Zambra y sus compañeros.

“Para entender mejor, cabe mencionar que los cristales líquidos son aquellos que se encuentran en las pantallas de computadores, televisores o celulares. Cuando le aplicamos voltaje al cristal líquido aparecen remolinos que los físicos llamamos vórtices”, explica Zambra. “Lo que nosotros realizamos fue aplicar diferentes voltajes, diferentes temperaturas a los cristales líquidos y estudiar el número de vórtices que se crean“, agregó. Esta ley permitirá el desarrollo de nuevas aplicaciones, por ejemplo, en el procesamiento de imágenes astronómicas.

Un gran reconocimiento para alguien que respira ciencia desde el momento en que nació, mientras su madre aún estudiaba Química en la universidad. Ella la acompañaba a clases o al laboratorio y jugaba con los instrumentos hasta que su mamá se desocupara. En séptimo entró a la Academia de Ciencias de su colegio y la primera salida a terreno fue a ver las estrellas en el cerro Venado Norte de Copiapó. Las vio tan cerca que en ese momento decidió ser científica.

A sus 15 recibió el premio Naturalista Ernesto Gigoux por su currículum en ciencia escolar y en 2011, con sólo 17 años, desarrolló Jana, un software educativo de astronomía que acoge a niños y niñas en el aprendizaje didáctico sobre las estrellas, las galaxias y los planetas, lo que le valió además el segundo lugar en el Premio Nacional en Educación Científica, otorgado por la fundación Ciencia Joven y UNESCO. “Hicimos un software que buscó ser educativo y didáctico para que muchos niños, niñas y jóvenes logren interesarse por la ciencia, y quién sabe si a partir de eso les pueda nacer el gusto por la Astronomía”, aseguró Zambra en 2011 cuando fue lanzado el proyecto.

En 2019 fue elegida Joven Chilena del Año por sus aportaciones a la investigación en el campo de los cristales líquidos y también recibió el premio Joven Líder de Atacama, entre otros.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.