Press "Enter" to skip to content

Virginie Despentes: La rockstar del feminismo

Alabada por una mitad del público francés y criticada por la otra, la escritora es conocida por sus críticas a la sociedad patriarcal. Ícono del feminismo a nivel mundial, defensora de la prostitución como intercambio comercial, su libro, Teoría King Kong, es considerado como “ un imprescindible” del movimiento. 

Virginia Despentes, de apellido real Daget, nació hace 53 años, en Nancy, Francia y con el tiempo se ha convertido en un ícono para las generaciones jóvenes de su país y una de las voces más fuertes tras el movimiento #MeToo. Calificada como una verdadera rockstar del feminismo, el prestigioso diario The New York Times la definió como “una heroína de culto y una santa patrona de las mujeres invisibles”. 

Escritora y directora de cine, es reconocida tanto por su talento narrativo como por su franqueza extrema. Celebrada, pero también muy criticada, ha estado en el centro de un sinnúmero de polémicas. Defensora del feminismo rupturista, donde las mujeres son dueñas de su cuerpo y no temen en levantar la voz, está empeñada en derribar lo que califica como “los constructos opresivos que impone la sociedad”.

Su historia personal, eso sí, es digna de cualquier ficción. A los 17 años, mientras hacía dedo para coger un auto, fue violada por un hombre mayor. Cuando era veinteañera, ejerció la prostitución como prostituta, ya que “en la tienda donde trabajaba ganaba menos que una miseria”, contó, en una de sus primeras entrevistas. 

En 1993 publicó el libro Fóllame, que mezclaba parte de su historia con un toque de ficción: dos mujeres, una prostituta y una actriz porno, emprenden un viaje transformador y tremendamente violento. Aunque fue despedazada por la crítica, la publicación se volvió un objeto de culto para los jóvenes y tiempo después se convirtió en película que escandalizó a toda la nación gala y significó el comienzo de su camino a la fama. 

«Escribo desde la fealdad para todas las excluidas del gran mercado de la buena chica, pero también para los hombres que no tienen ganas de proteger, para los que querrían hacerlo pero no saben cómo, los que no son ambiciosos, ni competitivos. Creo que el ideal de la mujer blanca, seductora, que nos ponen delante de los ojos es posible incluso que no exista», explicó la autora en entrevista.

Despentes defiende la legalización de la prostitución como un intercambio comercial y cree que las mujeres han sido sometidas a la sexualidad masculina, esclavizadas por la moral de los hombres. 

En 2006 publicó el ensayo Teoría King Kong, que tras el movimiento #MeToo fue reeditado y convertido en uno pilar del nuevo feminismo. Ahí, Despentes defiende sus ideas de sexo, libertad y subyugación femenina. Desde entonces no ha parado de escribir. Perras sabias, Lo bueno de verdad y Apocalypse bebé, un libro que recibió el prestigioso Prix Renaudot. Luego, lanzó una trilogía llamada Vernon Subutex, un best seller en Francia y cuya traducción al inglés fue nominada al Premio Man Booker. 

“Todas las mujeres son cuerpos violables, independientemente de tu edad, de tu clase social, de tu ropa, de tu actitud, de tu fuerza, de tu carácter, de donde vives. Si eres mujer, el violador puede estar en tu camino. Como mujer nunca he pedido sufrir vuestra sexualidad grotesca y asesina. Tampoco he hecho nunca nada para sufrirla. Nuestra sexualidad pertenece al juicio de los hombres, lo que significa que lo más importante de nosotras no lo podemos defender. Cuando abrimos la boca para decir basta, lo único que interesa a los hombres es decir que no son culpables de nada: ¿Qué significa eso?”, cuestionó en una entrevista con el diario La Tercera.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.